Cartel 75 aniversario Ocaña

He tenido el inmenso honor de diseñar el cartel y el logotipo del 75 aniversario del nacimiento de Ocaña para la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Cantillana. Se presentó en la tarde de ayer, 24 de marzo, coincidiendo con el día de su nacimiento, en su museo.

El cartel es una ilustración basada en una de las fotografías que Colita donó al museo el pasado año. Aparece Ocaña con una expresión triste, en actitud pensativa. Es esa melancolía que despierta pensar en qué pasaría si Ocaña estuviese aquí. Podemos imaginárnoslo paseando por Cantillana. Me gusta pensar que le gustan mis carteles, mis pequeños y homenajes y que habríamos sido amigos (murió cuando yo tenía unos meses) y que habríamos mantenido buenas conversaciones. Sin embargo, se marchó hace 38 años y solo nos queda esa cara melancólica y pensativa.

Las alas, además de formar parte de los fetiches recurrentes en su obra, pretenden simbolizar que si no está aquí físicamente, lo está en espíritu. Sobre todo en su museo, su templo.

Respecto a la estética no es más que una interpretación mía de esa foto en blanco y negro, a mi estilo. Su gato Enrique, tantas veces pintado por el artista, aparece sobre una silla amarilla. Aunque podemos ver un colorido alegre en la ropa, reflejo del Ocaña más divertido y alborozado, su piel aparece en tonos grises y al igual que su semblante, deja ver que la procesión iba por dentro.