La jungla

La jungla

 

Así ha quedado nuestro nuevo cabecero. Nuestro amigo Pepe Ortiz ha creado una superficie orgánica en la que se notan las llagas de la madera y la unión irregular entre las tablas, que ocupa toda la pared sobre la que va la cama. En ella he pintado motivos vegetales y entre los que aparecen un tucán y un leopardo, inspirándome en los papeles pintados coloniales. En el mismo material y acabado se han colocado sobre el cabecero dos baldas que hacen las veces de mesitas de noche y sobre ellas, se han instalado dos apliques de cerámica retro de enchufe e interruptor. Finalmente, con dos de los brazos una antigua lámpara de los años 20, hicimos dos lamparillas con las tulipas de cristal tallado originales (la pieza central de la misma lámpara es la que cuelga del techo en la habitación).